miércoles, 8 de marzo de 2017

MI FORTUNA




Vengo a ofrecerte mi cuerpo maltrecho
señalado por el tiempo
mi piel un poco ajada
las manos rotas
vivida y explorada
para que descanses
desciendas y albergues tu aliento.

Te regalo mi fortuna
la que he abonado
mi vientre desangrado
mi corazón aturdido
mi hambre, mi sed
mis esquinas llenas de versos
tantas mudanzas en mis orillas de mar
mujer de arribos
llena de todo y de nada
pero repleta de páramos, aguas y corales
mujer de fuegos
infiernos y demonios alados.

Te ofrezco mi tibieza, mis arrebatos en pleno
dos pechos  que se abren como girasoles
despuntando al sol
una rosa que aflora lista para ser descubierta
mi pulso 
mis cometas al viento
lo que callo y guardo en carpetas con olor a palosanto
carcomidas por el paso del tiempo.

Tomado de: A VIVA VOZ
Claudia Patricia Arbeláez Henao
Colombia



lunes, 6 de marzo de 2017

VIENTRE PARA UN POETA






Tus versos peregrinos encallan en mi mente
mientras me bebo el horizonte
montañas de agua que llegan salvajes
rasgos de primaveras que aún desconozco.

Busco insistente en manuscritos y líricas ancestrales
la voz madre que te brotó
y la veo a ella, en entrega
sus ojos profundos y sonrisa plena
matriz del que sería un hombre fiel a la palabra
dueño de epítetos enclavados en mil renglones
en la madurez descubiertos
palabras que le han legado
cientos que le antecedieron.

Ella ya lo sabía, desde sus orígenes
sería la puerta de entrada
en una explosión cósmica de ternura
y la salida de ese soñado
vendría un poeta como el cielo
se lo había anunciado
lo había escuchado al oído
antes de que el útero
se expandiera en amor.

Y la vida lo vio dar sus primeros pasos
sin saber que algún día
entraría en ese mundo de historias
del cual nunca podría salir
una vez les diera color y acento.



Tomado de: A VIVA VOZ
Claudia Patricia Arbeláez Henao
Colombia

domingo, 26 de febrero de 2017

DE NUEVO





Telarañas que cuelgan como remedo al paso del tiempo
cuarzos y cristales esperando la mano predictora
besos que vienen con el lento arrastre del viento
melodías ancestrales que vaticinan el comienzo
alumbramientos inesperados
hombres y mujeres empeñados en resurgir
no más caminos estrechos
no más anclajes
opresiones en el pecho
ni calderas invisibles ardiendo entre cometas
no más quejumbre ni dolores
el sendero está dado
sólo queda soltar las cadenas
a trazo de metáforas
derramar sonatas
abrigar nuestros desvelos sin decir nada
y volar.

Tomado de: LAS PALABRAS Y YO
Claudia Patricia Arbeláez Henao
Colombia

PREPARANDO EL CAMINO



Te fuiste yendo sin avisar
te soltaste poco a poco
si pensarlo
sumaste segundos a las distancias
y así, nos fuimos perdiendo
en un gran túnel.

No hubo despedidas
sólo pequeñas solturas y olvidos
como quien prepara el camino
para que sea menos tortuoso
y no llevar culpas en la espala.

Nunca tuviste una razón para quedarte
Nunca tuviste una excusa para alimentar
este sueño que creímos nuestro
no tuviste motivos para asomarte a mi mundo
a mis días
no fue suficiente mi entrega
mi alma abierta
sometida a la pena de un amor compartido.


Tomado de: LAS PALABRAS Y YO
Claudia Patricia Arbeláez Henao
Colombia

miércoles, 22 de febrero de 2017

CANTOR DE CANTORES




Encontré la voz del cantor en mi cordura
atravesando la ventana estrecha
y revestida de azulosos brillos,
venía con un traje oscuro
matizado por la noche
y en su mano una copa de licor.

Y yo, leyendo en el revés de su alma
viejo manuscrito
donde la palabra hierve y se perpetúa,
absorta frente al gesto apremiante de sus pies.


El tiempo pasa y con él
inesperados cantos reviven la historia
dando otro rubor a nuestra edad.

Se abren oportunos puertos y certezas,
no importa el mañana
mientras abrazamos el presente.
Compartimos una soledad común,
ilusiones y encantos de la infancia
albergados en la piel que envejece
y en las calles que se extienden sobre la ciudad. 


Tomado de: DEJACIONES
Claudia Patricia Arbeláez Henao
Colombia

viernes, 10 de febrero de 2017

AL ENCUENTRO


AL ENCUENTRO


Neblinosa madrugada a tu espera
asomo mis ganas
te busco entre salmos mesiánicos
proverbios de otras latitudes
alabanzas y líricas
baladas que acampan en mis oídos
lámparas que se apagan,
elegías que se resguardan
a la vera de mis piernas
himnos, coplas
fabuladores que campean
a la luz de las tinajas llenas de vino
epígrafes, espigados e impacientes versos
y no te encuentro.

Te busco entre pergaminos en sepia
mientras doy rienda suelta a mi rebeldía
corro tras el rastro tridente
o lirios de viento
atravesada por el rayo de luz
que entra por la claraboya
mientras te pienso.

Te busco en tableros de ajedrez
habitaciones y eternos corredores,
pero sigo sin verte.

Al caer la tarde pestañeo a un segundo
de caer rendida después de tanto camino recorrido,
y haber gastado un poco los pasos a canto de huella
te asientas cerca y me dices al oído
-no me busques fuera- he estado siempre
a la orilla de tus tejidos.


Tomado de: LAS PALABRAS Y YO
Claudia Patricia Arbeláez Henao
Colombia


jueves, 9 de febrero de 2017

COMO SOMOS



COMO SOMOS


Mírame sin lastres
báñame con esos versos tuyos
que desafían mi juicio
luces que nacen en un mismo vientre
como destellos de universo
en conexión como puente a la eternidad
en tan sólo un momento.

Aterrizo en tus ojos
te palpito corazón mío
te memorizo en breves repeticiones
me recojo en tu aura emanada
vibración compartida
como si nuestras raíces se envolvieran
bajo la tierra
entramado de tejidos
para brotar en un solo respiro de vida.

Los astros vigilan desde lejos
mientras yo, en esta rutina de mirarte
desde la penumbra te veo
camino hasta tu cama y acompaño tu sueño
desentraño tus misterios
dejo atrás el mar embravecido
hago camino en tu cuerpo perenne con mis manos
ojos de viento frente a tus labios vencidos.

Arropo tus pasos
fijo tu boca en mis piernas
en coloridos juegos de seducción
acunando notas en partituras de cielo
recuesto mi puerto en tu playa
acompasado con el aire travieso.

Escribes hazañas y romances
para colgarlas de mi ceño
y entre puntada y puntada
aparece allí,
mi orbe plegado de sonrisas.

Encuentro tanta paz en medio de la tormenta
que no busco escapar.



Tomado de: LAS PALABRAS Y YO
Claudia Patricia Arbeláez Henao
Colombia