miércoles, 5 de septiembre de 2012

HERENCIA




HERENCIA


    De mis antepasados heredé el color de la piel
    las bondades de la tierra

la profundidad de mi sangre
las historias enhebradas en las selvas
el empeño de las aves y el llamado de la libertad.

De mis antepasados heredé la inmensidad del cielo
el crujir de los tambores, el silbido del viento
los misterios del mar
el canto para disipar el dolor
y la danza para ahogar el miedo.

De mis antepasados heredé el murmullo de las ramas
la oración  del peregrino
el aleteo de las mariposas que se posan en mis manos
el aullido del lobo, el sabor del río
la voz de las plantas y su abrazo sanador.

De mis antepasados heredé las profecías,
los augurios, el ritual y la palabra,
la grandeza del arco iris
las brasas donde se funden los encuentros
y el encanto de las noches bordeadas por la luna.

Llevaré esta mi herencia
hasta que la muerte me haga suya
en los ojos, en la piel y en los recuerdos.

Tomado de: DEJACIONES
Claudia Patricia Arbeláez Henao
Colombia






4 comentarios:

  1. Así es poeta. Gracias por venir, a veces necesitamos compañía. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  2. Tu poesía me hizo adentrarme en mi herencia, en calzar ilusiones como mi madre, y vivir amando cautelosamente, como mi padre. Tu poesía es el eco de tu conciencia. Linda poesía. Bendiciones. Ivette Rosario

    ResponderEliminar
  3. Tu poesía me hizo adentrarme en mi herencia, en calzar ilusiones como mi madre, y vivir amando cautelosamente, como mi padre. Tu poesía es el eco de tu conciencia. Linda poesía. Bendiciones. Ivette Rosario

    ResponderEliminar