lunes, 14 de septiembre de 2015

SOLEDADES






Yo la conozco
la he visto pasearse dulcemente por mis venas
ha reventado en mis aceras
acogiéndome, abrazándome y sembrando 
en mi vientre
una leve desesperanza

No hay más que decir
cuando nos arrulla en sus brazos
al compás del olvido.

La he visto recorrer los laberintos
de mi presente,
vestida de azul profundo
inquietando mis verdades
danzando sobre mis pasos
de bailarina extraviada.


Yo la conozco
he departido con ella
junto a la mesa
hemos bebido del vino malsano
divagando entre mil auroras.

Corretea por los pasadizos secretos
de mis montañas
arrastrándome hacia la denuncia.

Me seduce con sus cantos
me hace parte de su perversa agonía
ha navegado en mi sangre.

Manual para ver llover. 1999.

No hay comentarios:

Publicar un comentario