sábado, 28 de noviembre de 2015

A LOS NIÑOS Y JÓVENES. A manera de invitación. Octava entrega





A LOS NIÑOS Y JÓVENES

La palabra te salpica ahora que buscas el rumbo de tu existencia.  Extiende pues los brazos y no temas volar, sólo necesitas tener abierto el corazón, el alma mirando al cielo, la mente y la piel dispuestos a la comunión real con la imaginación y este encuentro lo proporcionan los cuentos, las historias conferidas al olvido, las hazañas, las cimas donde descansan los héroes de otras infancias, no menos lejanas.  Abre un libro y permite que los encantos que amparan otros reinos, visiten tu almohada e impregna tus ropas de luces, flores, perfumes de otros mares y bosques que esperan por ti, por tus labios.


No le niegues a un libro la oportunidad de ser acariciado, no lo dones por completo al tiempo, da un respiro a los  seres de muchas estancias: sultanes, hadas y duendes y revive sus sentires y andares, monta sus corceles y toma sus espadas. Frota de nuevo  la lámpara mágica y pide tres deseos, enrédate en la voz del fantasma y cruza las paredes antes de ser atrapado.  Desanda las fronteras, pon la bandera en la alta montaña, toma en tus manos la manzana que envenena y pregúntale al océano, quién es el más libre entre todos los mortales.  Despierta con un beso a tu amada de otros tiempos y galopa hasta encontrar la cima donde esperan tus sueños.

Recorre las anchas montañas tras el ser que se fuga con el tesoro entre las manos, arrebata al fugitivo un canto de victoria y bébete una y otra vez los poemas que se  recitan tras las ventanas. Recorre los grandes castillos, zambúllete en los manantiales y rueda por las cascadas, tómate un minuto para descubrir en los libros el agua que refresca y el ensueño.

Ven, toma esta pequeña luz (este manojo de palabras), guárdala por siempre y cuando seas lo suficiente pequeño como para acoger el mundo en una sola mano, compártela con quienes conservan el alma puesta en las estrellas y diles que los cuentos cuentan.




Tomado de: A MANERA DE INVITACIÓN. CUENTOS Y OTROS ENSUEÑOS.
Colombia

No hay comentarios:

Publicar un comentario