viernes, 13 de noviembre de 2015

¿POR QUÉ ESCRIBO? LAS PALABRAS Y YO









Escribo porque a través de la letra sueño, 
me libero, reinvento mis luchas, hago predicciones
acerca de mi futuro, 
transformo los lugares que piso; conjugo los verbos 
que más amo en los tiempos que me 
habitan aunque no sea el día y los modifico, 
puedo hacerme vida en otros cuerpos,  hago realidad  
fantasías a mi amaño; recreo mis días minuto a minuto 
y me renombro siempre que quiero, remolineo entre 
vientos, me hago sur, norte y otras veces borrasca.


Escribo porque con las palabras que pinto me consuelo,
me maquillo, elijo mis trajes, 
una sonrisa para cada día, escribo para ocultar 
mis penas, mis dolores, desequilibrios y terquedades; 
 la palabra me absuelve en la medida  en que peco. 
Camino en medio de palabras por osadía y afán, 
por miedo o alegría y por la convicción de 
que en ellas soy yo.


Escribir es un puente por el cual llegas
 o te alejas
un misterio insondable                                  donde ángeles y demonios 

se enfrentan con historias fieles,                     remotas, a veces confusas,                                otras inexistentes;    
 poemas delirantes en fibra       
   o un poco más sobrios,
la pluma será  la espada,        
   con ella te desangras o te salvas.

De la poesía puedo decir que es mi manto, 
no sólo es poesía la vida, 
la muerte encarna el más doloroso poema.


Tomado de: LAS PALABRAS Y YO






No hay comentarios:

Publicar un comentario