domingo, 20 de diciembre de 2015

HABITANTES DE UNA CALLE COMÚN. (MANUAL PARA VER LLOVER)





Hay un alma que ruge y divaga por las calles
hilando vientos para hacer una sábana
y tenderla sobre los años
hasta que se eleven.

Hay un alma que deshace los pasos
minutos antes de partir
y llevarse consigo el peso de las horas,
la incertidumbre de lo venidero y el afán.

Dormirán por siempre las almas...
Yo, entre tanto
aprendiz del tiempo
intento ahorrar el sueño
para gastarlo en el eterno y estrepitoso sepulcro
que he de habitar sin recibir reproches.

Yo, aprendiz del tiempo.


Tomado de: MANUAL PARA VER LLOVER

No hay comentarios:

Publicar un comentario