martes, 26 de julio de 2016

LUGAR PERDIDO






Busco ese lugar donde habitan los sueños que no se 
cumplen, las promesas invisibles y desoídas, pero no 
logro llegar. Quiero llenarme de motivos para seguir, 
formar alianzas; un lugar donde no se conozcan los reproches 
y sea fácil habitar, donde sea posible hacer sábanas con 
oleajes primitivos, donde renazca la danza del espiral 
y no exista la melancolía como ovillo desdeñoso a la espera
de la aguja. Debe ser una gran montaña cerca al mar, 
un espacio donde se encuentren todas las infancias y así, 
comenzar de nuevo.

Busco ese lugar sentido donde van los sueños que no se cumplen, 
debe ser un gran castillo en una playa a puertas del infinito,
donde se reúnan las promesas rotas y se junten en un abrazo 
eterno para soportar tanta desidia y no caer en las fauces de 
la muerte a esperar otra oportunidad.

Busco un lugar donde habiten las cosas invisibles 
pero imaginadas, debe ser un lugar cerca al firmamento, 
desde donde se deslicen 
las ganas de vibrar, los otoños y las primaveras frente a
un mismo espejo.

Llevo años en busca de ese lugar escondido donde van 
las los colores que nadie usa, las notas que nadie entona, 
los poemas que a solas se recitan y los jardines que 
ya no cuelgan. Tanta opacidad en los espacios llenos de luz, 
mentiras de un amor siniestro y el aullido perdido de los 
hombres que no quieren partir antes de ser soñados.
Quiero llegar a ese lugar donde los cipreses se niegan a 
morir entre moles de cemento y se levantan cerca unos a 
otros para no atarse al frío y hacen de los parajes umbríos, 
cálidos caminos para llegar.

(Leído en modo prosa).



tomado de: LAS PALABRAS Y YO
Claudia Patricia Arbeláez Henao
Colombia

No hay comentarios:

Publicar un comentario