jueves, 18 de agosto de 2016

MI ÚLTIMA MORADA



Ven hacia mí
con el alma dispuesta  y los pies limpios
camina firme sobre mis campos
porque es ahora cuando anuncio tu sonrisa
aún sin saber de qué color es su tu piel.

Aproxímate a mí para sentir de cerca
cómo brota tu voz de bienhechor
la que viene a bautizar cada espacio de mi cuerpo.

Al saber que eres tú,
real, sin alucinaciones, no dudaré
te recogeré en mi pecho
evocaré el perfume después de la lluvia
y en él te envolveré.

Aún más,
te besaré las ansias
anidaré en tus pulmones
sólo para respirar un poco de tu aire
subiré hasta tu boca sólo para beber
una gota de tu vino
pero antes
resbalaré mis manos sobre el vestido
en el cual hospedas tu desnudez
hasta vestirme de ti.

Elevaré mi mirada hasta donde vive el fin
y le diré que basta con tu presencia
para olvidar el camino que conduce hacia él.

Cada noche será el principio.

Me buscaré en tus ojos
me apoyaré en tu vientre
me perderé en tu abrazo
te amaré sin reservas
tejeré mis manos en tu espalda
para que nunca te sientas cansado
te cantaré canciones y enalteceré con ellas
cada una de tus historias
y tú  cambio me leerás poemas.


 Me dejaré llevar y atraer como un imán
pintaremos el cielo con los colores
que emergen del infinito
hasta perdernos en su memoria
sabrás entonces que con sólo abrir los ojos
me tendrás cerca para sanar tus heridas
encontrarás en mi lecho el regazo justo
para recostar tus dudas
nos beberemos la aurora minuto a minuto
me mostrarás la espada que cruza tu pecho
y yo simplemente
no dejaré que se ella se quede albergue en ti.

Te protegeré de los fantasmas del pasado
y las luces que brotan del universo
borrarán todo rastro de inclemencia y soledad
y si tú quieres
forjaremos un nuevo amanecer
donde podamos bañar nuestros miedos y odios
y vestirnos con pieles nuevas
allí nos adornaremos de fe si es preciso
con leña ardiente se fundirá nuestro frío.

El presente nos absolverá de toda culpa
empezaremos a sembrar 
sobre aquella tierra estéril
porque ya nada será imposible
acogeremos el reloj para que las horas se aquieten
anclaremos nuestras vidas en el fondo del mar
para que nadie pueda hacernos daño
volaremos hasta los confines del tiempo
te pediré que me ames siempre
que desandes mi cuerpo paso a paso
que te fundas en mis versos
navegues en mis aguas
y enciendas fuego en mi vientre
que juntos toquemos el límite
y con nuestras manos podamos unir el 
océano y el cielo.

Tomado de: DE MIS POEMAS AZULES
Claudia Patricia Arbeláez Henao
Colombia



4 comentarios:

  1. Belleza total... me enamore de tus lineas, Claudita. Que bello ser joven y "in love and passion" Lo lei y re-lei varias veces por vivir las lineas de tus versos y re-vivir las...Muchas gracias por conocerte y tus maravillosos creaciones de poesia.

    ResponderEliminar
  2. Belleza total... me enamore de tus lineas, Claudita. Que bello ser joven y "in love and passion" Lo lei y re-lei varias veces por vivir las lineas de tus versos y re-vivir las...Muchas gracias por conocerte y tus maravillosos creaciones de poesia.

    ResponderEliminar
  3. Belleza total... me enamore de tus lineas, Claudita. Que bello ser joven y "in love and passion" Lo lei y re-lei varias veces por vivir las lineas de tus versos y re-vivir las...Muchas gracias por conocerte y tus maravillosos creaciones de poesia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no sé qué decirte. Me siento conmovida con tus palabras y me alegra enormemente que mis poemas y letras lleguen al borde del alma y que otros las puedan disfrutar tanto como yo. Mil gracias. Siempre bienvenido.

      Eliminar