jueves, 25 de agosto de 2016

¿POR QUÉ LEO? PRIMERA PARTE

Leo porque guardo la ilusión de reconocerme en una historia  
o un personaje y saber que nunca estuve sola, lo hago buscando  
con insistencia  la  voz  del  hombre  que  haga  renacer  mi  
esperanza cuando me siento morir.  En cada línea busco la respuesta 
a mis dudas, a mis confusiones atrapadas en el olor del azafrán, 
leo esperando en el eco una que otra palabra con la que pueda 
reivindicarme y sentir que no soy la única en este territorio de 
añoranzas musitando un sueño.

Leo con la firme intención de encontrar la forma de habitar 
mundos de fantasía, donde pueda hacerme violeta, jazmín, sol, 
luna, guerrera Inca, hechicera, maga; mujer oscura, 
hecha de hierro, sin remordimientos y perderme en mis excesos. 
Leo para volcarme sin miedos, ser estrella fugaz, jugar, 
incorporarme y vivir aventuras a solas y con determinación, 
dejando que brote mi alma azul y combatiente.

Leo porque puedo conocer los hechizos que me envuelven y  
su procedencia, me hago atemporal, vivo en universos jamás 
poblados y viajo a través de la historia que me antecede
Leo para conocer el contenido real de toda pócima secreta, 
la intensidad del aullido que proviene de la selva;  
leo para sentir como lo hace el volcán, la hierba, la laguna dorada 
y el soldado en la batalla. Leo para hacerme corcel, tigre 
y abeja en un panal de cánticos, hacerme trigo, promesa y 
llanura tocada por el sol.

Leo para beberme el olor de anís, deletrear los pasos de 
cada vocal y hacerme abecedario, cruzar el mar en un 
buque gitano que tal vez no existe; lo hago con el firme 
propósito de encontrar otra que se parezca a mí, que navegue 
como yo entre poemas a veces destinados al olvido; una que se 
haga mariposa, cristal y pino como yo, una vez se abre la 
mañana en el campo de alelí.

Leo por convicción y con la convicción de descubrirme escrita 
en un espacio y allí poder arrancar la solución a este laberinto 
que se levanta en mí y abrigar la esperanza antes de cerrar la 
última página de un libro secreto.

(FRAGMENTO DE UN TEXTO MAYOR)

Tomado de: LAS PALABRAS Y YO
Claudia Patricia Arbeláez Henao
Colombia


1 comentario:

  1. Leo para parecerme a ti. Leo para sentir lo que sientes y vez. leo porque amo a las mujeres enamoradas, y tu, estas enamorada de la palabra, y con ellas, nos postras en tus encantos de poeta.

    ResponderEliminar