jueves, 25 de agosto de 2016

¿POR QUÉ LEO? segunda parte

Leo como posibilidad de encuentro, diálogo interior, mediación
reconocimiento. Leo porque busco razones que expliquen el aliento 
universal, el orden y el desorden del mundo y así acercarm
al otro sin miramientos.

Cuando leo, soy atravesada por un alguien que escribió con su 
rabia, con su pasión, dolor, ilusión, pesar o amor; lo hago a través 
de mis ojos pero con él ánimo de llegar a la mirada frágil de quien 
revuelve sus pensares y sentires entre líneas discontinuas para 
compartir su pena o su alegría.

Leo  porque aunque hay historias que no son ciertas cobran vida en 
la mente de quien las crea, hasta hacerlas recuerdos certeros 
para quien las recorre gracias a la pluma que sueña; historias 
que sí nacen es porque quien las concibe en su nido, ya las ha 
saboreado, de tal manera que una vez leídas  son historia en 
las pupilas de quien presta sus ojos para habitarlas. 

Leer me lleva a mundos desconocidos, no sólo por los paisajes 
que descubro, los rincones del universo que suelo conocer, 
sino por lo que siento cuando lo hago, la intensidad de las 
palabras que descuelgan de cada línea y se agarran de mi alma y 
las historias que me conmueven.

Me he perdido en los laberintos de la abadía una que otra vez, 
me he entregado al olor de los libros encerrados en la biblioteca
 mágica; he sentido el cálido frío en la mano del padre que 
no se negó la posibilidad de explorar los descubrimientos que 
los gitanos traían a la aldea; pude tocar el hielo. Me he 
hecho sangre en las historias de guerreros, me he precipitado 
en encantamientos, he escapado tantas veces… He pasado la noche 
entera en el mar con el viejo de la barba arcaica, peleando 
con los monstruos marinos antes de regresar al hogar, mi camino 
se ha hecho con trozos de vidas que no me pertenecen y sin embargo 
están dentro de mí.


Tomado de: LAS PALABRAS Y YO
Claudia Patricia Arbeláez Henao
Colombia







5 comentarios:

  1. Te leo para beber de tus risos de poeta. Leo para esconderme bajo su cabellera. Leo para adivinar tu rostro en tus hilvanadas palabras. leo para enlodarme con el sabor de cada palabra que tallas en el tiempo y te haces eterna con ellas. Te leo porque eres una historia sin contar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wow! No me esperaba algo como esto. Gracias, siempre me sorprendes. Sé que tienes mil motivos más para leer... eres un lector de la vida y en todas sus manifestaciones. Gracias. Bendiciones.

      Eliminar
    2. Wow! No me esperaba algo como esto. Gracias, siempre me sorprendes. Sé que tienes mil motivos más para leer... eres un lector de la vida y en todas sus manifestaciones. Gracias. Bendiciones.

      Eliminar
    3. Wow! No me esperaba algo como esto. Gracias, siempre me sorprendes. Sé que tienes mil motivos más para leer... eres un lector de la vida en todas sus manifestaciones. Gracias. Bendiciones.

      Eliminar
    4. Wow! No me esperaba algo como esto. Gracias, siempre me sorprendes. Sé que tienes mil motivos más para leer... eres un lector de la vida en todas sus manifestaciones. Gracias. Bendiciones.

      Eliminar