miércoles, 5 de octubre de 2016

DE REGRESO



DE REGRESO

Traigo mis sandalias desgastadas
después de tanto derroche
pasos profusos con olor a flores de azahar
infusión de relatos épicos
como remedio para esta bocanada de delirio.

Abrazo la musa en medio de encrucijadas
un ejército de acertijos y epístolas se acerca
veo desde lejos sus rasgos
ojos altivos y sonrisas abrasadoras.

Con ellos, gitanos con canastas repletas de epopeyas
como frutos para ser tomados
con las manos limpias
devorados uno a uno
poesía de héroes que han dejado
su nido para volar
cuentan historias de plebeyos
y cantan en medio de la noche
para no ser descubiertos.

Busco de sus manos
retazos de fábulas emanadas de bastos silencios
con vestidos violetas y naranjas
azulejos de alas extensas que me acompañen
en cada vuelo.

Busco alebrijes en bosques encantados
para morir de asombro
en un tiempo que calcina el corazón incrédulo
tan ausente
y con hambre de fantasía.


Tomado de: LAS PALABRAS Y YO
Claudia Patricia Arbeláez Henao
Colombia



2 comentarios:

  1. No sacies "tu hambre de fantasía" porque en su fondo está el motor de tus letras
    Desígnala como una utopía filosa y distante

    Gracias por dejar a ojos como los míos poemas como éste

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por enseñarme el valor de la palabra con tu ejemplo al versar.

    ResponderEliminar